sábado, 13 de agosto de 2011

3 elementos: Lana, metano y fuego

Black Sheep

Bizarra... desde el minuto 14, no existe otra palabra más acertada para calificar esta película con ovejas asesinas, hombres-oveja y zoofilia, "Black Sheep" muestra los peligros de jugar con la naturaleza y con las ovejas. 


La historia empieza cuando Henry Oldfield, un psicólogo-dependiente con ovinofobia, vuelve al campo donde nació para venderle su parte de las tierras a su hermano Angus. 


El cual financia un programa de ingeniería genética para mejorar la raza de las ovejas, mezclando sus genes con los de humanos.


Una pareja de activistas roba un contenedor del laboratorio y son descubiertos, cuando intentan escapar a uno de ellos se les cae el contenedor, logrando librar a una cría de oveja deformada que comienza mordiéndolo a él y continua con el resto de las ovejas de la zona, convirtiéndolas en maquinas carnívoras.


Más allá de su excelente factura técnica, esta película no puede esconder su espíritu 100% clase B y es muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario