miércoles, 10 de agosto de 2011

No está muerto quien pelea

JCVD

Me pasé la infancia viendo películas de Jean-Claude Van Damme por canales de aire y en VHS: "Cyborg", "Double Impact", "Universal Soldier", "Street Fighter", "Knock Off" y muchos títulos más, que respiraban acción por todos sus poros. 


Con el correr de los años, lo dejé tirado en el cajón de los recuerdos, al lado de juguetes rotos y fotos viejas.


Esto mismo le pasó a la industria del cine y quien antes hacia grandes películas de acción, hoy se conforma con trabajar en películas que salen directo en DVD.


Un Van Damme resignado a ser un viejo héroe de acción en pantalla chica un día cualquiera recibió, literalmente, el guión de su vida.


"JCVD" cuenta la historia de un actor venido a menos, a punto de perder la custodia de su hija y cansado de que su representante le consiga trabajo en películas cada vez peores, que gracias a un confuso episodio queda atrapado de rehén en un asalto a un banco.


Sin darse cuenta de que la vida real dista mucho de ser una película de acción, Jean-Claude Van Damme decide calzarse el traje de héroe una vez más e improvisa un plan que solo logrará hacer mas confusas las cosas dentro y fuera del banco.


Si nunca creíste que Jean-Claude Van Damme era capaz de hacerte emocionar viendo una película suya, esperá hasta el minuto 65 cuando este film, que juega con el más puro neo noir de los años 70, se sale de foco y nos entrega un honesto, profundo y emocionante monologo sobre la realidad de una estrella cada día mas apagada.


Tras años de bancarse al Hollywood que le dio la espalda, Van Damme tuvo que regresar a Bélgica, su país de origen, para poner las cosas en su lugar, volándole la cabeza a todos, esta vez gracias a una actuación increíble y no a una patada voladora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario