lunes, 19 de septiembre de 2011

Cerrá la boca, crimen

Super

Como seguidor de todas las películas de superhéroes que se están produciendo en forma masiva, no podía dejar de ver este film ajeno a las grandes marcas como Marvel y DC.  


Encontrándome con una película de humor negro, que desemboca en un final cargado de drama y acción, pero sin irse por las ramas ya que la historia es realista. 


Frank D´Arbo, un hombre desesperado porque su mujer lo abandonó para ir a drogarse, mira un programa cristiano acerca de un superhéroe que divulga la enseñanza de Dios en una escuela.


Esto, sumado a su niñez en una familia cristiana, lo lleva a tener una visión que le hace creer que Dios (en voz de Rob Zombie) lo eligió para repartir justicia.


A partir de esto se hace un traje con pedazos de tela roja y va a una comiquería atendida por Libby, en busca de material para saber como un héroe sin poderes puede combatir el crimen.


La estructura de "Super" sigue la de cualquier otra película con un superhéroe como protagonista, pero llevado a la tragicómica realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario