viernes, 30 de septiembre de 2011

La venganza será tóxica

The Toxic Avenger

Una película que debería estar entre los primeros títulos en llegar a la cabeza de una persona cuando escuchan las palabras, que en este blog se consideran sagradas, "Clase B".


Historia voladísima sobre un monstruo-héroe vestido con un tu-tu, que imparte justicia solo porque hay algo en su interior que lo lleva a hacerlo.


Tromaville es la capital nacional de los residuos tóxicos, donde los robos y ventas de drogas abundan, gracias a su corrupto gobernador.


En el gimnasio de la ciudad trabaja Melvin, el típico lerdo de película de adolescentes que es encargado de la limpieza del lugar, a quien un grupo de locos que salen a atropellar gente por la calle le hace una broma que termina con Marvin tirándose por una ventana y cayendo en un contenedor de residuos tóxicos.


De esta broma surge The Toxic Avenger, que llega a la corrupta Tromaville para hacer justicia en las calles... y vengarse de los que lo convirtieron en eso.


Como toda buena película Clase B ochentosa no falta el humor, la música que recuerda a los policiales de la época, las mujeres desnudas y el desparramo de sangre, tripas y sesos.


Si sos chico, o si ya sos grande y todavía no tenés a tu Batman, Superman, Cazador o Thor, The Toxic Avenger es el héroe que puede ocupar ese espacio en tu corazón y no te va a defraudar... porque alguien que a sus victimas las termina con un trapeador en la cara es alguien que no falla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario