viernes, 4 de noviembre de 2011

Danza con brujas

Suspiria

Mi primera incursión en el mundo de Dario Argento fue, sin dudas, una misión exitosa.


Sin llegar a ser de esas películas que estás temeroso de principio a fin, en los momentos donde tiene que cumplir su función de película de terror logra hacerte sentir que no hay salida y que todo está perdido.


Suzy Banner viaja desde New York hacia Alemania para entrar a una famosa academia de baile, pero cuando llega es atendida por un portero que dice no saber quién es y que no hay nadie anotado con su nombre.


La joven bailarina se dispone a subir al auto de vuelta, cuando ve como una chica sale corriendo de la academia gritando cosas que difícilmente puede escuchar.


Al otro día consigue entrar a la academia, donde la policía está investigando porque la chica que vio el día anterior ha muerto


Una mezcla mortal de sintetizadores (que después se volvieron muy usados en el cine de los 80) y un escenario cargadísimo de extravagancia, hacen de "Suspiria" una fusión perfecta entre cine arte y horror.

No hay comentarios:

Publicar un comentario