martes, 29 de noviembre de 2011

El hombre de las mil caras

L'instinct de mort

Jacques Mesrine murió en su auto acribillado por un comando policial en plena avenida parisina.


Así comienza la primera parte de la biopic del gangster más celebre de la historia de Francia, interpretado por el mejor actor francés actual, Vincent Cassel.


Saber el final de la historia desde un principio, no interfiere en el interés de la agitada vida de un hombre que se gana la simpatía de uno siendo un verdadero asesino.


Al regresar de la guerra y gracias a un amigo, encuentra dinero fácil y placer en el mundo del hampa, donde a la orden de Guido, un magistral Gérard Depardieu, Mesrine va tomando confianza robando y matando.


Luego de tener una hija, Mesrine cae preso por primera vez de varias y saldrá en libertad, legalmente por única vez, también de varias.

L'ennemi public n°1

A esta altura Mesrine es el enemigo público número 1 y, por ende, un famoso gangster a nivel mundial.


En medio de secuestros, cárceles, países, fugas increíbles pero reales, asesinatos y disfraces, el hombre comienza a convertirse en un mito.


La realidad es que Mesrine era un delincuente, misógino y violento, que solo dentro de una película se lo puede querer, al menos durante las 4 horas de metraje total.


Dirigidas por Jean-François Richet, las dos películas de Jacques Mesrine son una muestra de cine en estado puro, ideales para entrar en el cine policial francés por dos puertas grandes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario