lunes, 21 de noviembre de 2011

Simplemente sangre... fría

A Simple Plan

Sam Raimi es amigo de los hermanos Coen y han colaborado entre ellos varias veces, pero aquí la influencia es más indirecta, ya que Raimi toma la nieve y el crimen de "Fargo",  la gran película de los Coen, y realiza un ejercicio de neo-noir excelente.


"A Simple Plan" nos presenta la vida de Hank, un hombre común que trabaja y tiene una bella mujer como esposa, con la cual espera a su primogénita.


Este hombre tiene un hermano llamado Jacob, algo tonto, soltero y desocupado, interpretado por un enorme Billy Bob Thornton, que a la vez tiene un amigo de la misma clase, pero casado con una mujer algo violenta.


Llega el año nuevo y los hermanos van a dejarle flores a la tumba de sus padres, acompañados por el amigo y el perro de Jacob.


A la vuelta se les cruza un zorro y chocan contra un árbol, el perro de Jacob sale corriendo en busca del zorro y los tres salen en busca del perro, pero se encuentran una avioneta perdida con un piloto muerto y un bolso con 4 millones y medio de dólares.


La ambición y el miedo de la gente de clase media metida en un delito hará estragos en sus vidas y lo que representaba el sueño americano, pronto se convertirá en una pesadilla.


Sam Raimi deja de lado su habitual exceso visual para realizar una película sobria y negra, ideal para verla en un doble programa junto a "Fargo" y disfrutar de 2 clásicos gélidos de la segunda mitad de los años 90.

No hay comentarios:

Publicar un comentario