miércoles, 21 de diciembre de 2011

Con el camión en los talones

Duel

Todos comenzaron de alguna manera y Steven Spielberg lo hizo colándose en los estudios Universal, mucho antes de ser quien es.


Poco a poco fue haciéndose un nombre, consiguiendo sus primeros trabajos dirigiendo episodios de televisión a fines de los 60 y principios de los 70.


Hasta que le dieron la oportunidad de dirigir un telefilm que, sin saberlo, cambiaría su carrera llegando al cine y siendo respetado por sus pares más experimentados.


"Duel" nos cuenta una historia de suspenso en la ruta, donde un hombre que viaja con su auto es perseguido y atacado por un enorme camión cisterna sin motivo alguno.


Con elementos mínimos como lo son un auto y un camión, la película mantiene el ritmo en todo momento, logrando ser realmente angustiante por momentos.


El protagonista humano es Dennis Weaver, quien se carga la película al hombro, logrando trasmitir terror y paranoia gracias a su enorme interpretación.


El protagonista vehículo es un enorme camión Peterbilt 281, a cuya imponente presencia se le suma su arruinada imagen y su misterioso conductor.


"Duel" es una muestra de cine por parte de un joven Steven Spielberg, sin los artificios ni los enormes FX a los que este gran director hace más de 30 años nos tiene acostumbrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario