viernes, 9 de diciembre de 2011

Mosquito muerto vivo

Cronos

Lejos de los presupuestos enormes con los que se maneja en la actualidad, Guillermo del Toro se adentró con su opera prima en una historia de vampiros inusual.


Jesús Gris le hace honor a su apellido y vive su rutina diaria en un local de anticuarios, acompañado por su huérfana y muda nieta.


Un día cualquiera, interrumpen la paz habitual unas cucarachas salidas de una estatua que obligan a Jesús a abrirla para investigar el por qué de los insectos.


Pero esto dejará de importar pronto, ya que adentro de la estatua se encuentra con un artefacto en forma de escarabajo cuyas garras le pinchan la mano y le extraen su sangre.


Más tarde, Jesús Gris se ve más jovial y enérgico, pero su alegría se verá interrumpida por la destrucción de su local a manos de Ángel de la Guardia.


Este último es el sobrino de un adinerado y enfermo de la Guardia, quien busca este artefacto que provee la vida eterna, siempre y cuando sea usado como dicen las instrucciones que tiene en su poder.


La búsqueda del artefacto por parte de Ángel y la negación de dejarlo ir por parte de Jesús, los harán recorrer un camino de sangre, muerte y vida.


Además de una hermosa puesta en escena, la película goza de un magistral trabajo de Federico Luppi y la primera colaboración del director con Ron Perlman, más conocido hoy por su labor como Hellboy.


"Cronos" es una fabula oscura sobre la vida, la muerte y la redención, que gracias al poderío visual de Guillermo del Toro es también un clásico de culto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario