lunes, 2 de abril de 2012

En la selva se escuchan tiros


Transit


Las referencias que tenía de “Transit” eran un buen poster y malas críticas en todos lados.


Por eso merece la reivindicación de La Bestia, en un acto de justicia cinéfila para una película maltratada desde el vamos.


La historia es simple y a decir verdad muy vista, pero es lo de menos cuando esta bien contada y bien interpretada.


Una familia tipo se va de campamento para reconstruir los lazos luego de que el padre salga de la cárcel por fraude.


Su ruta esta congestionada porque la policía esta revisando cada auto sospechoso de llevar dentro a un grupo de ladrones y su botín millonario.


Los delincuentes encuentran en el equipaje familiar el escondite ideal para que tanto ellos como su dinero pasen tranquilos los controles policiales.


Pero nada sale como lo planeado, y pronto la familia se enfrentara con el grupo de ladrones, desatando el caos en medio de discusiones, malos entendidos, prejuicios y egos.


Lo mas acertado de la película  es la violencia pura y dura, que la acerca a clásicos de los 70 como Deliverance, salvando las distancias. 


Un pequeño film sin estrellas en su reparto, y sin más intenciones que contar una clásica historia de supervivencia en una hora y media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario