jueves, 16 de agosto de 2012

Aporreando vampiros

Buffy the Vampire Slayer

Con la salida de "The Avengers" bajo el guion y la dirección de Joss Whedon, me decidí a rever la serie completa "Buffy the Vampire Slayer", ya que durante mi infancia, como imagino que muchos otros lectores también, fue quemada y re quemada cada vez que la pasaban por algún canal de aire o cable.


Por eso esta vuelta escribo de "Buffy the Vampire Slayer", el primer guion escrito por Whedon para una película, que posteriormente se adaptaría con el mismo tono humorístico, un nuevo tinte oscuro y con varias (muchas) vueltas de tuerca en siete temporadas.


Buffy es la típica adolescente popular de preparatoria al que nos tiene acostumbrados el cine: porrista, va al shopping con sus amigas y sale con uno de los jugadores de fútbol americano de la escuela.


Todo cambia cuando Merrick aparece en su vida diciéndole que es la nueva cazadora, elegida por el destino, para mantener a los vampiros a raya.


Aunque lucha por no aceptar su destino, Buffy, junto con Merrick y Pike, que luego pasaria a ser Spike en la serie, decide aceptar quien es pero no las convenciones de ser una cazadora y enfrentarse al poderoso vampiro Lothos y su reciente ejercito de criaturas de la noche.


Con un alto tono de parodia, pasando por muchos de los clichés del cine de terror de la época, "Buffy the Vampire Slayer" fue pasada por alto durante su estreno y luego terminada de tapar cuando su exitosa y genial versión televisiva salió a la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario