lunes, 20 de agosto de 2012

Había una vez...

La antena
Hay veces que los prejuicios pueden jugar una mala pasada y hacernos obviar una joyita como la realizada por Esteban Sapir.


Una película muda, argentina y de ciencia ficción, resultó un combo fresco y original para un cine argentino que salvo excepciones como Farsa Producciones, no se atrevió mucho a la fantasía.


La historia nos sitúa en una ciudad donde todos sus habitantes han perdido la voz, excepto una cantante sin cara (La Voz) y su hijo sin ojos.


El villano Sr. TV extorsiona a la cantante con darle ojos a su hijo a cambio de que ella preste su cuerpo y su voz para realizar un experimento que tiene a los pobladores como victimas.


Para ello el villano en compañía de su monstruoso asistente, meten a La Voz en un hospital, siendo único y accidental testigo de esto un inventor sin trabajo.


Quien junto a su padre, su hija, su ex mujer, el hijo del Sr. TV y el de La Voz intentaran rescatarla y detener el plan del Sr. TV.


De un muy cuidado estilo visual entre el expresionismo alemán con “Metropolis” de Fritz Lang a la cabeza, y la fantasía steampunk de “La cité des enfants perdus” de Jean Pierre Jaunet.


Con un ajustado elenco, donde sobresalen Rafael Ferro, Alejandro Urdapilleta, Florencia Raggi y la siempre linda Julieta Cardinali.


“La antena” es ideal para perder prejuicios y ver como desde Argentina se puede hacer una película casi totalmente muda, en blanco y negro, entretenida, moderna  y clásica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario