lunes, 3 de septiembre de 2012

Muertes cruzadas

Surveillance
En 1993 Jennifer Lynch, si, la hija de David, estrenó su opera prima "Boxing Helena", castigada tanto por la crítica como por el público.


Recién 15 años después estrenó su segunda película, esta vez con mejor suerte en todo sentido, ya que logró un buen film, un buen recorrido y mejores críticas.


Para “Surveillance” dejó de lado el erotismo de su primera película, para adentrarse en una trama policial llena de suspenso y varias vueltas de tuerca. 


A la comisaría de un pueblo llegan dos agentes del FBI para investigar una serie de asesinatos en la ruta, interrogando a tres sobrevivientes.


Una joven adicta que perdió a su novio, un policía que perdió a su compañero y una niña que perdió a su familia contarán la historia con su punto de vista.


Y esto es uno de los aciertos de la película, ya que mientras la joven y el policía cuentan su historia, vemos lo que realmente sucedía, logrando una importante cuota de humor negro que se agradece.


Si bien “Surveillance” está producida por David Lynch, es mejor no compararla con la obra de este, porque más allá de algunos puntos en contacto con “Twin Peaks”, la película pasa por otro lado.


Directa y sin concesiones a la hora de la violencia, la segunda película de la últimamente prolífica Jennifer Lynch, es su mejor obra hasta el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario