lunes, 15 de octubre de 2012

Gilliam´s World

Tideland

Gracias a tener problemas con los productores de “Brazil” y con todo en "The Adventures of Baron Munchausen", Terry Gilliam se ganó la fama de problemático y derrochador.


Y aunque la mayor parte de sus films fueron éxitos económicos, nunca se pudo quitar ese estigma que lo persigue aun hoy.


Luego de suspender el rodaje de su versión del Quijote, Terry Gilliam volvió al cine con "The Brothers Grimm", que nuevamente por problemas con los productores se retrasó más de un año su estreno.


Pero ni lerdo ni perezoso, el Monty Python americano se puso a trabajar en otro proyecto más pequeño y personal, su reversión oscura y perturbadora del clásico “Alice in Wonderland”.


Jeliza-Rose es una nena que vive junto a sus padres yonkis, entre sus quehaceres diarios está inyectarle heroína a su padre, pero todo cambia cuando su madre muere una noche.


Tras este deceso, la nena junto a su padre se van a la casa de la abuela en el campo, donde esta vez el que se irá de viaje para siempre será el padre.


Y así, Jeliza-Rose comienza una aventura donde lo imaginario y lo real se mezclan, al igual que lo hacen los sueños y las pesadillas.


El cine de Terry Gilliam es totalmente desmesurado y puede ser agotador para algunos espectadores, pero ya sea con muchos personajes y dinero o con poco de ambos, como es el caso de "Tideland", logra conmover en todos los sentidos y a todos los sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario