lunes, 12 de noviembre de 2012

Clave: Peckinpah

The Osterman Weekend
El alcohol y los productores fueron los principales aliados y enemigos, por partes iguales, de ese enorme cineasta que fue Sam Peckinpah. 


Pero nada representa más a un artista que su propia obra y tal es el caso de Peckinpah, cuyas violentas, emocionantes y políticamente incorrectas películas lo enemistaron desde siempre con Hollywood.


Luego de 4 años sin filmar, su mentor Don Siegel le dio trabajo como director de la segunda unidad en "Blackjack" y dirigió un par de videoclips para Julian Lennon.


Estos encargos le dieron el impulso para dirigir el último largometraje de su vida, la película “The Osterman Weekend” basada en la novela homónima de Robert Ludlum y estrenada en 1983.


La muerte de la novia de un agente de la CIA en manos de unos encapuchados, le da el puntapié a una trama de espías que puede confundir si no se le presta la debida atención.


Pero mas allá de su, por momentos, extraño desarrollo, “The Osterman Weekend” trata una constante en toda la filmografía de Peckinpah: la amistad.


La película también tiene dos elementos importantes del cine de los 80, como lo son la paranoia ante los mensajes manipuladores de la TV y el uso de ballestas.


El elenco del regreso y despedida de Peckinpah contó con un Rutger Hauer post éxito de "Blade Runner" y con la única colaboración entre el director y el gran Dennis Hopper, una unión que todos imaginamos explosiva.


Menospreciada aun hoy, “The Osterman Weekend” es el último grito de libertad por parte de uno de los cineastas más revolucionarios y punks de la historia: SAN Peckinpah.

1 comentario:

  1. PECKINPAH ES UNICO, SU FILM THE WILD BUNCH, ES SIN DUDA LA MEJOR PELICULA DEL OESTE QUE SE HAYA HECHO, Y NO LE VAN EN ZAGA SUS OTRAS OBRAS, QUIEN PUEDE OLVIDAR STRAW DOGS, PAT GARRET AND BILLY THE KID......DIFICIL ENCONTRAR EN LA ACTUALIDAD UN CINEASTA TAN ENORME.

    ResponderEliminar