viernes, 4 de enero de 2013

Cómplices

Derailed

La principal razón que me llevó a comenzar el año con “Derailed”, es que Jennifer Aniston interpreta un personaje muy distinto en una película muy distinta a todas las comedias románticas-dramáticas que suele hacer año tras año.


Charles es un hombre dedicado a su trabajo y a su familia hasta que conoce a Lucinda, una misteriosa mujer que le paga el boleto del tren de onda.


Luego de volverse a ver en el tren se juntan en un bar, para luego ir a cenar y por fin terminar, no sin culpa, en un hotel de cuarta para consumar su affair.


Pero terminan siendo asaltados por LaRoche, un francés loco que golpea a Charles y viola a Lucinda, dejándolos en offside con sus familias, hecho por el cual deciden no hacer la denuncia.


Todo terminaría en ese hotel si no seria porque LaRoche se ensaña con Charles pidiéndole más plata, ya sea vía teléfono o visitándolo en su propia casa.


Y así la película va incrementando el suspenso a partir de diferentes vueltas de tuerca, con varios momentos de violencia seca y realista.


Mas allá de que los giros en la trama son fáciles de adivinar para el que vio un par de thrillers, “Derailed” es una buena película de factura comercial, pero bien llevada a cabo.


El elenco lo encabezan el gran Clive Owen y el groso absoluto de Vincent Cassel, además de la ya mencionada Jennifer Aniston, quien brilla en un papel oscuro como pocas veces interpreto antes y, lamentablemente, nunca después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario