lunes, 21 de enero de 2013

Discusión a muerte

12 Angry Men

Con la mayor sencillez, Sidney Lumet toma a 12 hombres comunes con sus puntos de vista y problemas personales, y los pone de jurado a decidir el futuro de un joven de 18 años acusado de asesinar a su padre.


Esa es la impronta de "12 Angry Men", que valiéndose de tres escenarios (de los cuales uno solo es el principal), un ventilador roto en un día caluroso y el peso de las miradas harán sentir la misma incomodidad de los personajes al espectador.


Luego de varios días de pruebas y juicio acusando a un muchacho de matar a su padre, el jurado, un grupo de 12 hombres elegidos el azar, deben decidir el veredicto final.


Como la sentencia es a muerte, para que el jurado pueda dar su veredicto final los 12 integrantes deben estar de acuerdo con la culpabilidad del acusado.


En la sala de reuniones todos los integrantes del jurado parecen tener su opinión lista, ya que durante los días de juicio las pruebas en contra del muchacho eran abrumadoras.


A la hora de votar uno a uno van diciendo que si, hasta que uno, decide dar al acusado por inocente, alegando que es la vida de una persona la que esta en juicio y que deberían tomarse un tiempo para analizar la situación.


Desde este punto la historia se convertirá en un policial de salón, donde las experiencias propias de cada personaje serán un punto clave para el veredicto final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario