lunes, 7 de enero de 2013

Lazos de sangre

Killer Joe

Una vez más, la Argentina se quedó sin poder ver una de las mejores películas del 2012 en el cine, quizás este año los distribuidores remienden ese error, ojalá.


El film en cuestión es Killer Joe, el regreso del enorme William Friedkin al cine tras 6 años de su último opus Bug


A lo largo de su carrera, William Friedkin se caracterizó siempre por apostar a más, logrando en el camino fracasos económicos que lo relegaron a un inmerecido segundo plano dentro de la industria.


Muchos creerán que tratándose de un director de 77 años su cine haya perdido la fuerza de obras tales como The Exorcist o la gema subvalorada Sorcerer, pero nada más lejano a eso. 


William Friedkin filma con mucho más vigor que la mayoría de los cineastas que pululan por Hollywood hoy en día, realizando una película con una fuerza brutal, cargada de sexo, violencia, humor negro y mala leche.


La historia de Killer Joe” está protagonizada por una familia de rednecks y comienza cuando Chris y su padre Ansel deciden contratar a un asesino para matar a la madre del primero, con el fin de cobrar su herencia.    


Para ello acuden a Joe, un policía que gana dinero extra matando gente a su precio, motivo por el cual no llegan a un acuerdo, hasta que por detrás de sus lentes negros Joe ve a Dottie, la hija y hermana menor de Ansel y Chris respectivamente, quienes aceptan que sea parte del pago.  


Killer Joe cuenta con un gran elenco, donde se destaca Matthew McConaughey en el mejor papel de su vida, pero también merece una mención especial la genia de Gina Gershon, quién a sus 50 años protagoniza la escena sexual gastronómica mas increíble de la historia, dando pie a un clímax sacadísimo.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario