jueves, 24 de enero de 2013

Sin lugar para los claustrofóbicos

Gusha no bindume

Después del largo descanso que se tomo el cine asiático en las paginas de La Bestia, vuelve con un film indie, muy alejado del significado que le da Hollywood a esta palabra... tan alejado como un continente de distancia.


"Gusha no bindume", o para los amigos, "Hellevator", es una película de fuerte presencia cyber-punk, ambientada, como debe ser, en un futuro distopico, donde podemos suponer que el progreso no nos llevo al espacio, sino debajo de la tierra.


Japón... o lo que se puede suponer que es Japón, esta debajo de la tierra, y la historia se centra en un ascensor expreso que va entre los pisos 138 y 0, con una sorpresiva parada en el piso 99 que sera el quiebre en la historia, y en la mente de Luchino.


Para saber lo que sucedió durante este viaje, un agente del orden, se encargara de re-armar la historia basándose en las testificaciones de los que quedaron vivos al finalizar el recorrido


En la serie de flashbacks que hacen a la película, veremos como la protagonista sube en el ascensor con un destino desconocido, y en el mismo elevador subirán un joven que estará siempre en un rincón, una supuesta madre, y un Doctor en microbiologia.


Y luego en el piso 99, donde se encuentra la cárcel, se subirán un violador serial y su compañero de reclusión acompañados por su guardia, quien no pudo controlar la situación después de que una bomba explotara y los criminales pudieran sacarse las cadenas que mantenían a salvo a los pasajeros.


Realizada con bajo presupuesto, "Gusha no bindume" esta compuesta de gran cantidad de efectos de cámara y una cantidad mayor de sangre, ideal para generar la ambientación de encontrarse encerrado 138 pisos bajo tierra, en una caja llena de locos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario