viernes, 8 de febrero de 2013

Confusión de roles

Últimos días de la victima 

A lo largo del tiempo han rondado muchos mitos de celebres figuras históricas que han venido a la Argentina después de su "muerte", como Elvis y Hitler.


La Bestia arranca su propio mito diciendo que Alfred Hitchcock, luego de su supuesta muerte, vino a nuestro país a seguir con su carrera filmando "Últimos días de la victima".


Raúl Mendizábal es un sicario, detallista y de fuerte presencia, que toma cada caso con completo profesionalismo.


Luego de su finalizado último trabajo, donde la victima fue el Dr. Carlos Ravenna, le llega la misión de matar a Rodolfo Külpe.


Como buen profesional, antes de matar a su objetivo, se dedica a medir todos sus movimientos desde una habitación alquilada frente al departamento de la victima.


Pero durante sus largas horas de vigilancia, ve que la reciente viuda de su anterior trabajo está implicada con Külple.


Esto despierta su curiosidad y lo lleva a hacer una investigación más profunda de Külple y su familia, logrando como resultado una de las peores cosas que se puede hacer en su trabajo: relacionarse sentimentalmente con la ex mujer de Ravenna.


Basada en una novela escrita por José Pablo Feinmann y llevada a la pantalla grande por Adolfo Aristarain, con una fuerte presencia del gran Alfred Hitchcock, tanto en su realización como en su musicalización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario