jueves, 21 de febrero de 2013

Salgan a jugar

The Warriors

Esta nota surge porque en la república barrial de Villa Pueyrredón, centro del infierno bestial por excelencia, se comenzó a ver graffitiada en sus paredes el logotipo de "The Warriors", con la exacta tipografía de los anti-héroes de la película (orgullo barrial).


Cyrus, el líder la pandilla más poderosa de New York llamada "Riffs", organiza una macro reunión de pandillas con el fin de limar asperezas y juntarlas a todas bajo una misma bandera para ya no ser sometidos por la fuerza de la ley.


Durante la multitudinaria juntada, y solo por razones caóticas, uno de los pandilleros que se encuentra en la reunión dispara y mata a Cyrus aprovechando su impunidad.


Y en medio del desorden culpa de la muerte del líder de los "Riffs" a la pandilla del territorio de Coney Island, "The Warriors".


Sin dejarles más alternativa que la de tener que escapar por New York para retornar a su territorio, y de alguna manera demostrar su inocencia antes de que las otras pandillas, ahora en una especie de tregua para atraparlos, los encuentren y sencillamente los maten.


Cargada de una fuerte estética callejera, Walter Hill adaptó el libro homónimo y convirtió a la épica aventura de los pandilleros "The Warriors" en un film de culto, de esos que uno difícilmente se pueda cansar de ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario