lunes, 4 de marzo de 2013

La araña bruja

De vierde man

Para muchos la carrera de Paul Verhoeven comenzó con "RoboCop", "Total Recall" y "Basic Instinct", pero antes de romper todo en Hollywood rompió todo en su Holanda natal.


Y no solo con su nominada al Oscar “Turks fruit”, sino también con un puñado de películas que tratan sin tapujos la sexualidad, la religión y la violencia.


Estas temáticas también son las protagonistas de “De vierde man”, la última película netamente holandesa de Paul Verhoeven hasta su regreso con “Zwartboek” en el 2006.


La historia transcurre en la ciudad Vlissingende, donde viaja un escritor alcohólico, bisexual y católico de Amsterdam, para presentar su última obra.


Cuando llega a la estación de trenes este escritor se cruza con un joven del cual se obsesiona y a la vez comienza a sufrir alucinaciones que se intensifican a partir de su amorío con una viuda local.


“De vierde man” cuenta una historia de suspenso con elementos eróticos, oníricos y surrealistas, filmados en un preciso tono oscuro acorde a la siempre gris Holanda, esta vez manchada de rojo sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario