lunes, 13 de mayo de 2013

Todo muerto es político

The Parallax View

Un 4 de julio por la tarde y en la Aguja del Espacio de Seattle, es un buen escenario para un acto electoral del candidato a senador mejor posicionado. 


Pero también es un buen momento para lograr lo que Travis Bickle no pudo y asesinar a un candidato, como 10 años antes sucedió con el presidente John F. Kennedy, solo que ese no fue en una película.


Total, después los tribunales dictaminan que el asesino obró por locura propia y afirman que no se trata de ninguna conspiración, evitando todo tipo de discusión.


Pero 3 años más tarde, el intrépido periodista Joseph Frady es avivado por una amiga sobre las extrañas “muertes naturales” de 6 colegas que fueron testigos de aquel asesinato, al igual que él.


Acto seguido (o escena, mejor dicho) esta amiga fallece y Joseph Frady decide investigar a fondo el porqué de esas muertes, encontrándose sorpresas y peligros en su camino.


De preciosa fotografía con reminiscencias expresionistas, Alan J. Pakula realizó un poderosísimo thriller político lleno de suspenso y cuyo mensaje no envejeció absolutamente nada, mal que nos pese. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario