lunes, 1 de julio de 2013

Celuloide diabólico

Dèmoni

En 1985 el cineasta italiano Dario Argento produjo la quinta película oficial de Lamberto Bava, el hijo del maestro Mario Bava. 


Un extraño enmascarado anda repartiendo en el subte invitaciones a la proyección de una película de terror en un desconocido cine. 


A esa función nocturna concurrirán personajes de los mas variopintos, que pronto pasarán de ser meros espectadores del horror a ser las endemoniadas victimas.


Lamberto Bava mezcla el giallo marca Argento-Bava (padre) con la explosión gore del viejo, aunque por ese entonces joven, Sam Raimi.


Y “Dèmoni” resulta ser una magistral celebración del cine de terror ochentoso a puro rock and roll gracias a las canciones de Billy Idol, Accept, Mötley Crüe y Saxon.


A diferencia de Motörhead en “Phenomena” de Dario Argento, las bandas antes mencionadas suenan cuando y donde deben sonar, ya sea en un auto con punks o en plena masacre de poseídos.


Dèmoni” parece una película hecha con diversión, ya que trasmite cierta alegría en el espectador que la ve dispuesto a pasarse 90 minutos sangrientos y diabólicos a la italiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario