lunes, 5 de agosto de 2013

Carne de cañón

Prime Cut

De entre vacas a punto de ser embutidos se vislumbra un cuerpo humano que tendrá el mismo destino envasado


Así de brutal comienza este thriller con mucho de western moderno dirigido por Michael Ritchie, un director de bajo perfil con excelentes películas.


Luego de ver a varios de sus integrantes muertos en manos del ganadero Mary Ann, la mafia de Chicago contrata al veterano Nik Delvin, para que ponga las cosas en su lugar.


Junto con unos jóvenes asistentes, Nik Delvin comienza la caza de Mary Ann en Kansas, pero el proxeneta y ganadero es profeta en su tierra y no será tarea fácil.


En su primer encuentro con Mary Ann, el duro Nik Delvin es testigo de una subasta de mujeres drogadas en establos y decide llevarse una de ellas.


A partir de la llegada de Poppy su trabajo se torna cada vez más personal, y los golpes y los diálogos punzantes le dejan su lugar a las balas y a las topadoras.


Los enormes Lee Marvin y Gene Hackman protagonizan esta película que cuenta con el primer protagónico en cine de Sissy Spacek, un año antes de “Badlands” y cuatro de “Carrie”.


 “Prime Cut” goza de la crudeza propia del Hollywood de los años 70 y, como a la mayor parte del cine de aquella década, no hay que dejarla pasar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario