jueves, 5 de septiembre de 2013

Colisión cultural

El hombre de al lado

La breve carrera que por ahora tienen los hermanos Gastón y Andrés Duprat, junto con Mariano Cohn, tiene su punto más alto en "El hombre de al lado".


Leonardo es un diseñador de clase alta, prestigioso, reconocido mundialmente, vive en una casa de un importantísimo arquitecto y usa anteojos de marcos cuadrados... un cheto.


Un día Leonardo escucha martillazos y ve frente a su ventana que da al living a su vecino Victor, un tipo de barrio, de expresiones groseras, artista plástico con fierros, armas, balas y una forma de ser un tanto particular.


Este hombre esta haciendo un agujero para una ventana que apunta directamente a la casa de Leonardo, que no puede soportar tanto la invasión a su privacidad, como lo anti-estético que resulta para él una ventana en ese lugar.


Así comienza un tire y afloje entre dos mundos tan diferentes como lo son el de Victor y el de Leonardo, pero sin irse por las ramas a una comedia exagerada como se suele ver.


Una comedia en tono dramático, o viceversa, combinada con gran calidad de personajes y una muy buena dirección, crean esta bocanada de aire fresco para el el cine argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario