lunes, 14 de octubre de 2013

Caras y caretas

Bruiser

Para todos George A. Romero es sinónimo de zombies y está bien que así sea por su importancia en ese sub-genero, pero hay vida más allá de los muertos vivos.


Aunque esa vida esté muerta como la del protagonista de “Bruiser”, un ejecutivo de una redacción cuya rutina consta en bancarse a un jefe y a una novia insoportables, por diferentes motivos.


Su manera de evadirse de su triste realidad consta en tener pequeños raptos de violencia onírica en donde, por ejemplo, alucina que mata a trompadas a una pasajera del tren.


Pero una mañana cualquiera se despierta con su rostro enmascarado, perdiendo el control de sus impulsos asesinos y encontrando la libertad y la locura en el camino.


La realidad y la fantasía se mezclan para el protagonista y para el espectador, pero el film nunca se vuelve confuso gracias al buen hacer de George A. Romero en el guion y en la dirección.


Un correcto Jason Flemyng y un desatado Peter Stormare protagonizan “Bruiser”, película que cuenta con un cameo de Misfits tocando en la genial fiesta freak del final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario