viernes, 25 de octubre de 2013

Para terminar el trabajo

The Boondock Saints II: All Saints Day

Diez años después del fracaso en taquilla y la defenestración que sufrió la gran "The Boondock Saints", Troy Duffy regresó por segunda vez a su rol de director a estrenar la secuela de los hermanos irlandeses.


Con un estilo muy similar al de su predecesora, "The Boondock Saints II: All Saints Day" supo ponerse a la altura de la expectativa y de la critica "especializada", ya que fue duramente criticada como la primera.


En Boston alguien, siguiendo el modus operandis de los hermanos McManus, mata a un cura y comienza la sospecha acerca de si fueron los Santos quienes realmente cometieron el asesinato.


Por un lado estará la hermosa detective del FBI Eunice Bloom, quien nos hace recordar al ahora difunto detective Paul Smecker, que sin mucho esfuerzo descubrirá que los autores del homicidio nunca pudieron haber sido los santos, comenzando su investigación por saber quién o quienes fueron los verdaderos autores.


Y por el otro lado están los hermanos McManus, ahora exiliados en Irlanda junto con su padre, aun sintiendo en ellos la necesidad de hacer justicia y que su nombre fuese manchado es la excusa perfecta para volver a gatillar contra la mafia local.


En su retorno a las calles de Boston, estarán auxiliados por el emotivo Romeo, un mexicano peleador, listo para actuar en pos de la justicia y señalarles quienes son los nuevos objetivos.


Un soundtrack sobresaliente, tiroteos que rosan lo imposible y humor, hacen que el regreso de los santos sea triunfal y deje ganas de una tercera parte que aun se rumorea que podría filmarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario