viernes, 27 de junio de 2014

Sufrir es la clave

Barton Fink

La cuarta película escrita y dirigida por los hermanos Joel y Ethan Coen, aunque en esa época, por temas legales, Ethan no fue acreditado como director.


El protagonista de la historia es un afamado escritor de teatro obsesionado por la figura de "el hombre común" y que, en su mejor momento artístico, es llamado por una productora clase B de Hollywood para escribir un guion acerca de la vida de un luchador.


Bastante en contra de sus principios, pero impulsado por su productor, Barton Fink decide embarcarse en el nuevo mundo que suponen tanto el cine como la presión que este le ejerce.


Este es uno de los factores que le genera el tan indeseable bloqueo mental y, como si esto no fuese suficiente, los Coen no dudan en empeorarlo haciendo que a Barton Fink lo rodeen otros inconvenientes que hacen al protagonista saltar de un problema creativo a un problema judicial.


Además de ser una de las mejores películas de los hermanos, la historia que hay detrás de ella es igual de genial, ya que "Barton Fink" fue escrita durante un bloqueo mental de los Coen mientras preparaban "Miller's Crossing".

No hay comentarios:

Publicar un comentario