lunes, 7 de julio de 2014

Ruso de matar

Command Performance

“Die Hard” fue un antes y después en el cine de acción y, luego de su estreno en 1988, hubo cantidad de films inspirados en aquella obra maestra.


Sin ir más lejos, el año pasado se estrenó “White House Down”, un film cuyo argumento mezclaba la primera con la tercera parte de la saga protagonizada por Bruce Willis.


En el año 2009, Dolph Lundgren escribió, dirigió y protagonizó su película “a lo Die Hard” en Rusia, pero con dinero americano.


Dolph Lundgren interpreta al baterista de una ascendente banda de rock que, inexplicablemente, toca junto a la estrella pop Venus (una onda Miley Cyrus en su última etapa con Disney) en un concierto a pedido del presidente ruso para sus hijas.


Allí cae una banda de terroristas a, en un principio, matar despiadadamente y tomar de rehenes al presidente, a sus hijas y a Venus.


Como la mayor parte de los yanquis no leen subtítulos, “Command Performance” es otra película de las tantas que transcurren en un país donde todos hablan inglés con acento local, en este caso ruso.


Rodada con cámara al hombro, Dolph Lundgren demuestra todo lo que aprendió delante de cámaras y logra una entretenido film de acción hecho a su medida.


Ya que Dolph Lundgren se luce como director, como batero, como sex-symbol (si, resulta gracioso ver como Venus se calienta con el rubio al verlo tocar la bata) y, principalmente, como el héroe de acción que es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario