viernes, 21 de noviembre de 2014

Desde el altiplano

Bolivia

Luego de inaugurar, para el público masivo, lo que sería llamado como "El nuevo cine argentino", Israel Adrián Caetano se lanzó a la realización de "Bolivia" con rollos sobrantes de 16 mm blanco y negro y un cuento realizado por su ex mujer.


Freddy es un inmigrante ilegal boliviano que llega a la Argentina con el objetivo de poder mantener a su familia, quienes por ahora continúan en su tierra natal.


Para esto consigue un puesto de parrillero en un bar de Villa Crespo, pero la situación económica del momento era destructiva y vuelve todavía más hostil a una sociedad argentina de por si colmada de xenofobia.


Aunque el film es chico no por ello es menor, rodado principalmente en una sola locación y siendo todas "relaciones de bar", el día a día del protagonista se vuelve muy tenso para el espectador.


Un dato de color para esta película en blanco y negro es que todos los personajes toman sus nombres de los actores que los interpretaron e incluso, en algunos casos, sus apellidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario