viernes, 5 de diciembre de 2014

Perdido en ningún lugar

Neverwhere

Sin duda, Neil Gaiman es un peso pesado en la industria del comic, pero también es autor de varios libros exitosos y, entre tantas joyas literarias, dejó una audiovisual.


Fantasía, terror y suspenso son tres de sus temáticas más utilizadas y "Neverwhere", la mini-serie de 6 episodios de 30 min. que realizó para la BBC en 1996, no fue la excepción.


Richard Mayhew, un inglés promedio, con un trabajo común y una prometida con la que no parecen formar una pareja perfecta, una noche ve a una chica sangrando en la calle y la ayuda, a pesar de las quejas de su prometida.


El nombre de la chica es "Door" y Richard la encuentra un tanto excéntrica, más cuando se entera de que la chica está siendo perseguida por dos letales (e inusuales) asesinos, quienes antes de ir tras ella mataron a su familia, la familia real regente en el "Londres de abajo", un Londres paralelo al conocido y habitado en las alcantarillas de la ciudad.


Luego de darle, a grandes rasgos, esta información, Door se va y Richard intenta retomar su vida cotidiana, pero es en vano ya que por alguna razón ahora él también pertenece al Londres de abajo y los que pertenecen a esa ciudad ya no son percibidos por los habitantes del "Londres de arriba".


Esto no le deja otra opción a Richard que seguir a Door donde vaya, con la promesa de volver a ser un habitante del Londres al que pertenecía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario