lunes, 9 de marzo de 2015

Relatos criminales

No abras nunca esa puerta

En 1952 el gran director argentino Carlos Hugo Christensen estrenó dos largometrajes que iban a ser uno: “Si muero antes de despertar” y “No abras nunca esa puerta”.


La primera iba a ser el tercer relato de una antología, pero por su extensión se convirtió en una pelicula independiente a “No abras nunca esa puerta”.


Esta última se quedó con dos relatos de suspenso que están a la altura del mejor cine clásico de Hollywood y de cualquier latitud.


"Alguien al teléfono" y "El pájaro cantor vuelve al hogar" son los dos relatos, y ambos cuentan historias de lazos familiares derrumbados por el crimen.


Con una hermosa y sombría fotografía en blanco y negro, “No abras nunca esa puerta” es otra recomendable muestra del gran cine argentino de los años 50.

No hay comentarios:

Publicar un comentario