viernes, 19 de junio de 2015

Correr no es la solución

It Follows

En el mismo año de la reseñada "The Babadook", surgió otra película de terror que dio para hablar: "It Follows".


Dirigida por David Robert Mitchell, quien lleva estrenadas dos películas de diferentes géneros, pero con protagonistas adolescentes.


Este film independiente toma mucho del slasher, pero lo transforma en un producto de mucho suspenso y marcadas escenas siniestras.


Aunque para La Bestia no es un film redondo, es una muy buena película que merece ser vista, en una época donde el terror más comercial es poner repentinamente una imagen terrorífica con un ruido fuerte.


Jay es una adolecente de 18 años que vive en los suburbios donde no sucede mucho, tiene su grupo de amigos de la infancia, concurre al colegio y sale hace poco tiempo con Hugh.


Tras tener sexo por primera vez con Hugh, este la desmaya y Jay despierta en un garage abandonado.


Durante la confusión de Jay, Hugh le explica que ahora tiene un maldición sobre ella y un ente que puede tomar la forma de cualquier humano vivo o muerto, conocido o desconocido, va a perseguirla.


Incanzablemente la perseguirá, caminando en linea recta sin importar donde esté ni cuanto tarde en aparecer, pero va a llegar y solo ella podrá verlo.


Las únicas formas de sobrevivir son huir para siempre o que la maldición se pase de persona en persona teniendo sexo, algo interesante que diferencia a "It Follows" de los slashers.


La película genera una atmósfera oprimente gracias a sus tiempos lentos, su fotografía y su OST, variado y llamativo, pero que no desentona con lo que propone el resto del film.

No hay comentarios:

Publicar un comentario