lunes, 6 de julio de 2015

Juego de trono

Pirates

Todos los grandes directores tienen un gran fracaso en su carrera y, muchas veces, resultan ser buenas películas que llegaron antes o después de tiempo. 



Roman Polanski estrenó en 1986 su primer film desde los sucesos tenebrosos de 1979, dando como resultado a una película defenestrada tanto por el público como por la critica, aun hoy.



Quizás por aquél echo oscuro o solo porque al público no le interesó un film de piratas que homenajea a los clásicos del género, "Pirates" terminó siendo un film maldito.



Desde la época de "Chinatown" que Roman Polanski comenzó a desarrollar este proyecto, por esto el rol de Walter Matthau era pensado originalmente para Jack Nicholson y el de Cris Campion para si mismo.



Un viejo pirata británico y su joven ayudante francés caen en un barco español, donde el primero comienza un motín y el segundo se enamora de una chica, pero su principal objetivo será un trono de oro.



La verdad es que "Pirates" no merece la mala reputación que tiene, ya que no solo es una buena película de piratas artesanal y maravillosamente fotografiada, sino que también es una película muy personal de Roman Polanski.



A diferencia de la hermosa comedia "Dance with the Vampires", que se tiñó de tristeza y melancolía luego del asesinato de Sharon Tate, "Pirates" venía inmediatamente precedida por la oscuridad que el realizador polaco nunca se podrá desquitar y gran parte de su obra, lamentablemente, tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario