lunes, 20 de julio de 2015

Matar para vivir

C'est arrivé près de chez vous a.k.a Man Bites Dog

Hace años que se hace uso y abuso del found-footage, un subgénero que no goza de la simpatía de la Bestia, pero "Man Bites Dog" es una de las excepciones.



Un grupo de cineastas sigue la vida cotidiana de un psicópata y asesino, documentando tanto sus metodos fríos y brutales de matar como su vida familiar y social.



Benoît Poelvoorde, co-realizador junto a Rémy Belvaux y André Bonzel, le da vida a este criminal tan fabuluso como aterrador que es el protagonista excluyente de un film crudo y sin concenciones (hay asesinatos a hombres, mujeres, niños y ancianos).



Siete años antes del film/canon "The Blair Witch Proyect", "Man Bites Dog" tiene algunos clichés y errores típicos del found-footage, como tener planos y contraplanos que solo podrían ser echos por Flash, pero estas cosas pierden importancia a fuerza de una historia, unos personajes y una secesión de secuencias memorables. 



"Man Bites Dog" es una imprecindible película para todo aquel que quiera ver como un hombre culto, simpático y querido por su entorno, también puede ser un psicópata, violador, racista, ladrón y asesino serial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario