lunes, 7 de septiembre de 2015

Duelo en alta mar

Dead Calm

Un oficial naval llega en tren, pero al bajar no están su mujer ni su hijo, sino que están unos policías para informarle que su hijo ha muerto y su mujer está grave luego de un accidente.



En la siguiente escena, el marido le habla a su mujer y esta tiene un recuerdo/pesadilla del accidente automovilístico que terminó con su hijo atravesando el parabrisas, como demuestra un plano en ralentí.


Al despertarse en un barco con su marido, el film se queda varado en alta mar, donde un tercero llegará para arruinar los planes del matrimonio.


Aquel plano en ralentí del niño atravesando el parabrisas es toda una declaración de que estamos viendo una película de Australia, un país de cine sin tapujos.


Como bien demostró este año la demoledora “Mad Max: Fury Road” del enorme George Miller, quien también produjo este thriller intimo y marítimo.


Sam Neil, Nicole Kidman, Billy Zane y un perro se cargan la película de Phillip Noyce a sus hombros, sosteniendo 90 minutos de intensidad y suspenso con dos barcos y el mar como únicas escenografías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario