lunes, 23 de noviembre de 2015

El sueco, el vasco y la revolución

Vamos a matar, compañeros

Sergio Corbucci fue uno de los grandes directores de spaghetti westerns y "Vamos a matar, compañeros" es uno de sus más grandes clásicos.



Lejos del nihilismo de "Il grande silenzio", ya reseñeda por La Bestia, este film denota un espíritu más festivo y muy cercano a "Il buono, il brutto, il cattivo".


Ambientada en la revolución mexicana, la película cuenta la historia de un traficante de armas y mercenario, El sueco, que debe liberar a un profesor que conoce la combinación de una caja fuerte.


Acompañado por El vasco y perseguido por una bella discípula del profesor, "Vamos a matar, compañeros" es una buddy movie donde Franco Nero no se priva de masacrar personas con la ametralladora que ya usó en "Django".


Con una pegadiza canción compuesta por Ennio Morricone como leitmotiv, personajes buenos, malos, feos y hermosos conviven a los tiros en este vital spaghetti western.

No hay comentarios:

Publicar un comentario