viernes, 26 de febrero de 2016

Acordes sangrantes

Deathgasm

El metal y Satán, Nueva Zelanda y humor, terror y gore, con estas parejas de palabras se describe la ópera prima de Jason Lei Howden.


A Brodie no le queda otra opción que mudarse con sus tíos a un pequeño pueblo y en el nuevo ambiente se encuentra completamente fuera de lugar, acosado por su primo y desaprobado por sus tíos.


En su marginalidad conoce a Zakk, músico, metalero e igual de marginal, juntos roban a Rikki Daggers, un mítico músico de metal, una copia de su álbum.


Al abrirlo, descubren unas extrañas partituras donde se encuentra "El himno negro", compuesto para traer al plano terrenal a un terrible demonio infernal y su sequito.


Implicado en el área de efectos visuales de gigantescas producciones hollywoodenses, Jason Lei Howden se cambió a la silla del director y trjo esta sencilla y sangrienta historia de hermandad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario