viernes, 30 de diciembre de 2016

Fin de año a lo Bestia 4: Encerrados en Nochevieja

Assault on Precinct 13

Hacer la reseña bestial de la remake de un clásico de John Carpenter es polémico, pero esta en particular tiene el mérito no menor de ser la única que le gustó al maestro.


La película del 2005 es muy diferente a la original de 1976 en cuanto al estilo y en cuanto a la historia, ya que le da un sentido a la amenaza exterior.


Sin entrar en comparaciones, donde la remake claramente pierde, "Assault on Precinct 13" se trata de un conciso thriller de acción con un políticamente incorrecto tratado de la corrupción policial.


Probablemente, el hecho de que la policía sea el gran mal de esta versión haya sido fundamental para que John Carpenter mencione a la única película americana de Jean-François Richet cuando le preguntan sobre las remakes de sus obras.


Ah, y claro, otro de los varios cambios de la trama es que los eventos se desarrollan durante una noche de año nuevo, cambiando al caluroso Los Angeles de verano por el frío Detroit de invierno. 

Mi gran noche 

El último film estrenado de Álex de la Iglesia sostiene el humor que el director viene construyendo con los años, sumado a un elenco de caras conocidas dentro de sus producciones.


Las esperanzas que trae el año nuevo se viven de forma prematura en un estudio televisivo que está grabando en el caluroso agosto español su programa especial de Nochevieja.


La caótica filmación sucede en plena crisis, donde muchos empleados del canal fueron echados y luchan por sus derechos en las puertas.


En medio de este contexto, el actor Jose es llamado de urgencia para hacer de extra en el estrepitoso plató de rodaje.


Lugar en donde se desarrollará un romance bastante extraño entre las idas y vueltas de las estrellas, presentadores, técnicos, asistentes y extras que componen la grabación.


Siendo el principal duelo el de Adanne y Alphonse, un cantante latino en auge el primero y un cantante melódico tirano y celoso el segundo, encarnado por Raphael.


Aunque la cadencia disminuye por momentos y no es la obra más redonda de Álex de la Iglesia, "Mi gran noche" sale bien parada ofreciendo humor sin dejar de lado la sátira.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Navidades bestiales IV

Trapped in Paradise 

Contraria a otras Navidades bestiales, "Trapped in Paradise" de George Gallo lleva mucho del "espíritu navideño" de producciones más familiares.


Sin embargo, no deja de ser una comedia de tonos satíricos con un Nicolas Cage antes de su debacle actoral.


Bill Firpo es un delincuente en rehabilitación, dejó sus épocas de robos e intenta evitar la tentación que le significa tomar cosas ajenas.


El camino correcto de Bill es frustrado cuando sus dos hermanos, Dave y Alvin, salen de la cárcel antes de lo esperado.


Con una carta conmovedora de un preso y un altercado policial, Dave y Alvin arrastran a Bill a Paradise, un pequeño pueblo con un banco sumamente fácil de robar.


Aunque el robo sale bien, los tres hermanos se encuentran encerrados en el pueblo donde cometieron el golpe por distintas circunstancias relacionadas con la Navidad.

Wind Chill

Son pocos los actores consagrados que no participaron en al menos una película de terror antes de consagrarse y Emily Blunt no es la excepción.


Aunque ya había protagonizado un puñado de películas británicas con cierto recorrido, recién el año 2007 comenzó a despuntar en Hollywood con películas pequeñas, una de ellas es "Wind Chill".


Producida por Steven Soderbergh y George Clooney, la película cuenta el viaje de dos estudiantes universitarios (Chica y Chico) rumbo a su ciudad natal para celebrar la Navidad.


En este accidentado viaje descubrirán secretos tanto de ellos como  de la ruta nevada donde quedan varados.


El film fue dirigido por Gregory Jacobs, asistente de dirección de gran parte de la filmografía de Steven Soderbergh, quien hace un trabajo sobrio.


Nunca más volvió a transitar este género Emily Blunt y no se sabe si algún día volverá a transitarlo, por eso y porque es una buena película de terror navideña vale la pena ver "Wind Chill". 

lunes, 5 de diciembre de 2016

Hambre de gloria, sed de sangre

The Neon Demon

Una vez más Nicolas Winding Refn dividió las aguas con su último film, de los peores del año para algunos y de los mejores para otros.


En este segundo grupo se encuentra La Bestia, por eso era menester hacer una reseña de la décima película, segunda rodada en Los Angeles, del danés.


Jesse es una chica de 16 años que quiere ser modelo y cuya belleza natural pronto le abre camino en la industria.


Haciéndose amiga de Dean, un aspirante a fotógrafo, y de Ruby, una maquilladora profesional que le presenta a sus dos amigas modelos, Gigi y Sarah.


Estas últimas tres mujeres forman junto a la protagonista el núcleo del film, una historia macabra sobre la belleza y la inocencia como vehículos de la maldad. 


Se encuentra el espíritu de realizadores como Mario Bava, Jean Rollin, Harry Kümel, Dario Argento, David Lynch y hasta Tony Scott, pero no hay referencias explícitas en ningún momento.


Y esto es algo que le juega en contra a la hora de gustar más, ya que la película va en contramano del Hollywood actual tan adepto a las referencias y a los guiños, al ritmo veloz y a las explicaciones.


“The Neon Demon” es todo lo contrario, súper lenta, con pocos diálogos (algunos de ellos, los más graciosos desde “Bronson”) y no explica nada, las imágenes perfectamente diseñadas por el director junto a la DF argentina Natasha Braier son las que mandan, acompañadas por la música de Cliff Martinez.


Elle Fanning es ideal para su rol, junto a Bella Heathcote y Abbey Lee hacen un trío fantástico representando diferentes tipos de belleza.


Pero Jena Malone se lleva todos los aplausos por su interpretación de una maquilladora de cuerpos vivos y de cuerpos muertos que tiene la escena de sexo más audaz de los últimos años.


Nicolas Winding Refn comenzó este camino surreal con “Fear X” del 2003, un gran fracaso comercial que lo hizo volver sobre sus pasos y retomar este camino recién seis años después con “Valhalla Rising”.


“The Neon Demon” es la versión más pulida y menos solemne de esta etapa, que gracias al éxito de “Drive” se convirtió en la más conocida y a la vez en la menos accesible, algo que habla bien del realizador.